¿Cómo financiar un emprendimiento? Conoce las alternativas

 

Los emprendedores plantean como la primera causa del fracaso de sus negocios la falta de financiamiento o clientes (38,8%), pese a que en nuestro país existen múltiples alternativas para reunir fondos.

De acuerdo a la Radiografía del Emprendedor Chileno, realizado por la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) en colaboración con Mujeres del Pacífico, en Chile los emprendedores plantean como la primera causa del fracaso de sus negocios la falta de financiamiento o clientes (38,8%), pese a que en nuestro país existen múltiples alternativas para reunir fondos, tanto públicas como privadas.

Entonces, ¿cómo financian sus proyectos los emprendendores? ‘Entre el 50 y 75% de los emprendedores recurre a dineros propios, logrando financiar aproximadamente el 68%, mientras que el resto lo buscan por diversas vías, entre las que se encuentran créditos de la banca e instituciones financieras, dineros provenientes de fondos públicos y privados, juegos con aceleradoras de negocios, financiamientos colectivos (crowdfunding), peer to peer lending, capitales de riesgo e inversionistas Ángel’, explica el director del Centro de Competitividad (CDC) de la Universidad del Pacífico, Patricio Ovalle.

En esa misma, el experto enlista dichas fuentes:

Uno de ellos es el crédito, para lo cual Ovalle recomienda verificar las entidades que lo entregan a través de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

‘La mayor desventaja del crédito, además del hecho de que hay que devolver el dinero, es que la entidad financiera que lo otorga aplica una tasa de interés. Sin embargo, sólo se pagan intereses sobre el capital utilizado. El resto del dinero queda a disposición del solicitante, quien no tiene que pagar intereses por él, a menos que lo use’, dice director del CDC.

Otra fuente de financiamiento usualmente utilizada es el Leasing, que es un contrato de arriendo entre una entidad financiera y una pyme, que permite comprar activos sin contar necesariamente con la liquidez suficiente para hacerlo.

‘Este mecanismo permite al emprendedor adquirir insumos y bienes de capital, como maquinarias y equipos nuevos, así como también el montaje u obras orientadas a fines productivos. Para postular a un leasing, el emprendimiento debe haberse constituido legalmente como empresa y una vez finalizado el plazo del contrato de leasing, el emprendedor puede acceder a la compra del mismo, ejerciendo su derecho de opción de compra, valor que se establece en el contrato al inicio y permanece hasta la fecha de culminación’, agrega Ovalle.

El factoring es otra como alternativa, que consiste en transformar activos como cheques, facturas, letras, pagarés, contratos y otros documentos por cobrar, en recursos líquidos inmediatos, a través de la cesión de facturas y/o créditos documentados.

‘La principal ventaja del factoring es que ofrece una liquidez casi inmediata de las cuentas por cobrar, evita costos administrativos y no representa endeudamiento frente a otros acreedores. Para acceder a esta herramienta es necesario pasar la etapa de evaluación de los montos y capacidad de pago, como también la acreditación de estados de situación, informes comerciales sin antecedentes y la existencia de un negocio con una antigüedad mínima exigida’, indica Ovalle.

El académico de la UPA agrega que hay una cuarta forma de acceder a financiamiento, que son las SGR o Sociedades de Garantía Recíproca.

‘Son organizaciones que ayudan a las empresas a obtener financiamiento, asumiendo el riesgo de crédito de la empresa frente al banco. Según datos del Banco Mundial, en Chile conforman más del 30% de los créditos. En la actualidad, existen siete SGR funcionando y asociadas a Asigar: Aval Chile, Confianza, Congarantía, First Aval, Más Aval, Proaval y Agroaval’, plantea.

Fondos y Concursos Públicos

En el país han ido aumentando los servicios que apoyan las distintas etapas del emprendimiento, desde la gestación, puesta en marcha, promoción y búsqueda de capital, entre otros. Algunos de ellos son:

Capital Semilla Sercotec: Lo otorga el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), para financiar y fortalecer proyectos con ventas anuales iguales o inferiores a UF 10.000 (unos $260 millones). Es un programa de carácter regional, al cual postulan emprendedores y empresas de cada región.

Subsidios Fosis: Otorgados por el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis) estos fondos exigen tener una Ficha de Protección Social y contemplan tres programas destinados a apoyar el emprendimiento: Apoyo al Microemprendimiento, Apoyo a Actividades Económicas y Apoyo a Emprendimientos Sociales.

Capital Abeja Sercotec: Concurso regional orientado a micro y pequeñas emprendedoras, que premia proyectos de mujeres con dinero en efectivo para promover el crecimiento a través de su desarrollo en nuevos mercados, la consolidación en los actuales y el fomento de productos, servicios y procesos innovadores.

Fondos y concursos Corfo: La Corporación de Fomento de la Producción, a través de InnovaChile, tiene cerca de treinta fondos concursables de apoyo al emprendimiento y la innovación. Estos entregan un subsidio de hasta el 80% del total del proyecto, que varía según el fondo.

Capital Semilla Corfo: Apoya a emprendedores innovadores en el desarrollo de sus proyectos de negocios, mediante el cofinanciamiento de actividades para la creación, puesta en marcha y despegue de sus compañías. El trámite de postulación debe hacerse a través de una incubadora de negocios que actúe como apoyo en el proceso de innovación, emprendimiento, transferencia y comercialización tecnológica.

Concurso Global Connection Corfo: Tiene como objetivo apoyar a empresas tecnológicas chilenas, con menos de cuatro años de vida, en el proceso de aceleración internacional de sus negocios en Silicon Valley, Estados Unidos.

Go To Market: Concurso que busca llevar proyectos de I+D y tecnologías desarrolladas por chilenos desde la idea al mercado. El objetivo es que proyectos con buenas perspectivas de negocios y que previamente han sido financiados con fondos públicos o privados, salgan del stock acumulado a los mercados globales.

Los cinco proyectos seleccionados viajan a Silicon Valley, donde por seis semanas, y con el apoyo y metodología del Stanford ResearchInstitute (SRI), se capacitan en planes de negocios, sosteniendo reuniones con empresas, incubadoras e inversionistas.

Start-Up Chile: Programa que busca atraer startups de alto impacto y en fase temprana para comenzar sus proyectos en Chile, fortaleciendo el entorno del emprendimiento y apoyando la cultura de la innovación en nuestro país, además de conectarlos con el mundo.

Agregar un comentario